OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Verduras al horno

¡Hola gastrónomos!

Hoy quiero compartir con vosotros la “receta no receta” de las verduras al horno. Este invento lo descubrí gracias a mi querida Maria Sole, mi vecina Romana que me enseñó muchos trucos de cocina en la universidad. Maria Sole es una de esas mujeres que inspiran. Tiene una bodega, @ficomontanino, y es multitarea total. Además, tiene una paciencia de oro que desarrollo aún más mientras me tuvo cerca.

Fotografía de Senyfoto.es


Las fotografías bonitas de este post las hizo mi profesora y amiga Ana López de @senyfoto. A quien os recomiendo seguir la pista porque hace unos cursos de fotografía gastronómica para principiantes que merecen muchísimo la pena.

Fotografía de Senyfoto.es

Para esta “receta no receta” solo necesitáis verduras. Muchas verduras de distintos colores. También utilizaremos un poquito de pan rallado, un buen aceite de oliva virgen extra y sal y especias al gusto. Yo solo le pongo sal. Más abajo te pongo un foto a foto y lista de ingredientes de una de las veces que lo hice. Pero nunca lo hago igual, depende de la nevera.


Precalentaremos el horno a 220°C y mientras tanto iremos cortando las verduras. En estas fotos Ana utilizo calabaza, berenjena, calabacín, patata, tomate y cebolla, pero podéis poner las que más os gusten. Yo a veces le pongo brócoli, puerro… esta receta te permite total libertad.

Después les pondremos el aceite de oliva y la sal y mezclaremos bien con las manos para que todas se cubran. Yo uso la sal líquida de @salancestral que compro en @rincon_munoz y me es mucho más fácil porque viene en spray. En este momento pondremos el pan rallado y también mezclamos bien. El pan rallado les dará un toque crujiente delicioso. Puedes usar papel de horno o también las láminas de silicona de las que siempre os hablo.

Fotografía de Senyfoto.es

Según el tipo de verduras tardará un poquito más o un poquito menos pero aproximadamente, si hacemos una media, tardarán unos 45 minutos. Si queréis podéis darles una pequeña vuelta a mitad de tiempo. Yo lo suelo hacer.

Fotografía de Senyfoto.es

Es un acompañante ideal que puedes guardar en la nevera en una fiambrera de cristal y utilizar para acompañar tus platos. Ademas, es una receta genial para perderle el miedo a la cocina. ¡Verás que rica sale!…

Si quieres escuchar algo sobre el miedo a los fogones, aquí tienes el spotify de “el podcast de gastronomía” con un episodio en el que hablo de cómo fue mi evolución.

 

Aquí  os dejo la combinación que hice un día por si os sirve de inspiración:

Lista de la compra

  • 1 patata
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 pimiento verde
  • 2 tomates
  • 1/2 calabacín o uno pequeño
  • 1/2 cebolla
  • pan rallado
  • aceite
  • sal

¡Ánimo! Es muy sencillo… ¡Allá vamos!

image_9
Precalentar el horno a 220º (arriba y abajo)
image
Limpiamos la patata pero NO la pelamos.
image_1
Cortamos la patata en rodajas finas.
image_2
Le añadimos sal y agua.
image_3
Dejar a remojo mientras se cortan las verduras restantes.
image_4
Lavamos el pimiento y le quitamos pepitas y parte blanca.

image_5

image_6
Cortar como en tiras.
image_7
Idem,
image_8
El pimiento verde y rojo cortados en tiras.
image_10
Limpiamos los tomates pero NO los pelamos.
image_12
Cortar en rodajas

 

image_13
Limpiamos el calabacín pero NO lo pelamos
image_14
Cortar en rodajas.
image_15
Cortamos la cebolla en tiras.
image_16
Todos los ingredientes ya listos.

 

image_17
Para que no se peguen las verduras a la bandeja se puede utilizar una lámina anti-adherente (Foto: Lámina EXOPAT) pero también se puede utilizar papel vegetal o papel de horno.
image_18
Se mezclan todas las verduras y se le añade sal al gusto.
image_19
Añadir el pan rallado y el aceite de oliva.

TOQUE DEL CHEF : Si se desea se puede añadir orégano u otra hierba aromática para darle un toque.

image_20
Meter en el horno a 220º durante proximadamente 45 minutos.

Et voila:

la foto
Unas verduras crujientes y muy sabrosas.

Acompaña las verduras con una mozzarella fresca o con algún queso suave y triunfará seguro. Te prometo que una vez que la pruebes se volverá un básico en tu cocina.

Y sino, siempre quedará la opción de hacer una patatas fritas con una freidora sin aceite, y disfrutar sin remordimientos de un manjar…

¡Un abrazo gastrónomos!

Firma Carmen Ordiz

5 comentarios

  1. Me gusta, fácil y tiene buena pinta. Además de actuar de desengrasante para después de estas fiestas.

  2. Stephanie Fdez

    Deliciosas las verduras así! !!!!! Ya no vuelvo a hacerlas a la plancha!!!!!! Gracias guapa.

  3. Pingback: La burrata. Qué es y cómo se elabora | G de Gastronomía

  4. Ostras, ostras, ostras, lo de la freidora sin aceite acaba de volarme la cabeza. No sabía que esas cosas existían. ¡Me estás creando necesidades vitales! 😉

Responder a gdegastronomia Cancelar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*