Microdestilería Bunker. La ginebra leonesa que vas a pedir muy pronto

Microdestilería Bunker. La ginebra leonesa que vas a pedir muy pronto

¡Hola gastrónomos!

Hoy os quiero contar una realidad muy inspiradora, o como Enrique Lozano deja su vida en Madrid para dedicarse a su verdadera vocación: la destilería. Es difícil pensar que alguien que tiene un trabajo estable, de golpe y porrazo abandona todo y se marcha junto a su mujer, también con un puesto fijo, a su tierra natal, León, a cumplir su sueño.

Pero, lo que es difícil no es imposible y, de hecho, arriesgar suele salir bien. Hablo de la destilería Bunker, de como Enrique tras años jugando a destilar se convierte en maestro destilador. O de como tras 10 años estudiando y siendo autodidacta, se decide a realizar un curso de destilería en Palencia que es el empujón definitivo para que yo, Carmen, disfrute de unos gin tonics de escándalo. ¡Dios bendiga ese curso y la pasión de Quique por la destilería! 

Cloe

Nos remontamos al año 2016. En ese momento la afición de este leonés empieza a convertirse en una realidad y, finalmente, decide montar la destilería. Por aquel entonces realizaba aguardiente y ginebra en un alambique de ensayos con el que reconoce tardó más de 2 años en encontrar la receta que buscaba para su preciada ginebra. Ese mismo año decide viajar a Alemania. Allí se reúne con dos de las empresas más prestigiosas de la fabricación de alambiques. Estos productos se fabrican a medida siguiendo las necesidades de cada realidad productiva, por lo que «Cloe» llega en junio de 2017. Y no llega solo. Viene para acompañar a su tocaya, la primera hija de Enrique y María, quien nació en 2016, cuando Enrique viaja a encargar su alambique.

Bunker y Bunker Origen

En diciembre de 2017 ve la luz la primera botella de Bunker Origen y, unos meses después, esa primavera, sale Bunker. Las dos ginebras comparten la misma receta y mismo proceso de elaboración pero se distinguen por su maceración, y por tanto, por la intensidad de su sabor.

La clave de la destilería son las pequeñas partidas así como el mimo por lo que hacen, tanto para su marca como para otras marcas para las que sacan productos de altísima calidad.

 

Premios y proceso de elaboración

A pesar de ser un producto recién nacido, Bunker cuenta ya con un montón de reconocimientos y premios internacionales. ¿El secreto? Seleccionar los mejores ingredientes tanto botánicos como el alcohol base, macerar los botanicos naturales en alcohol un tiempo largo y destilar en Cloe. El proceso de destilación es muy, muy lento, gota a gota, y una vez finalizada se hidrata con agua. ¿El resto? La magia del embotellamiento y el etiquetado manual.

Y, como bien sabéis, soy una loca de los embalajes bonitos y de este tenía que hablar. Desde la tipografía, la madera de la caja, el semi traslucido, la forma de la botella. ¡Me encanta!

Terraza

Desde el verano de 2018 durante los meses de julio y agosto cuentan con una terraza donde puedes acudir y descubrir y degustar in situ y con las explicación de Enrique Lozano todo sobre esta destilería leonesa. Id buscando un amigo abstemio o un hotelito cerca porque es un auténtico planazo. También se pueden realizar visitar guiadas a la destilería por grupos. Os dejo aquí un link con toda la info. 

 

El gin tonic perfecto según Bunker 

El futuro

Enrique sueña con elaborar un whisky y controlar todo el proceso; desde sembrar el grano, maltearlo, destilarlo,envejecerlo en barrica hasta embotellarlo… Y como bien ha demostrado, no es de aquellos que se quedan con la idea y no la desarrollan… Habrá que estar atentos al lanzamiento. 

Firma Carmen Ordiz

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*