Cómo me organizo sin morir en el intento

Cómo me organizo sin morir en el intento

¡Hola gastrónomos!

Una de los consejos que más oigo, sobre todo de gente de mediana edad, es «no paras, baja un poco el ritmo». Incluso ahora, que hace unos meses que creo haber bajado la velocidad me lo siguen diciendo y, lo cierto, no soy consciente hasta que me paro y lo pienso un poco. O cuando miro la galería de fotografías del móvil y me doy cuenta de que, en cómputo global, he hecho más cosas de las que creía. Pero, ¿sabes qué? No me pesa. Una de las claves de mi 2018-2019 ha sido organizarme y aprender a decir que no. ¿Cómo? Priorizando. Todo aquel que tenga o sepa lo que es la ansiedad sabrá lo que es entrar en bucle y volverte un poco locuelo si no tienes todo bajo riguroso control.

En muchas ocasiones, mi yo del pasado se volvía loca por organizar la agenda del tal manera que, casi rozando la clonación, pudiese estar en 2 sitios a la vez. Pues bien, a veces hay que decir NO y no pasa absolutamente nada. ¿Por qué te cuento todo esto? Porque quería escribir un post hablando de mis descubrimientos de estos últimos días y me he dado cuenta de que tengo que hacer un poco de orden en el álbum de fotos y también de que tengo que escribir en un futuro un artículo hablando de los libros que más me han servido para cambiar mi forma de ver la vida, ya que, aunque me sorprende, cuando me pongo reflexiva en Instagram los textos tienen mucha aceptación.

En cuanto a la organización. ¿Qué decir de ella? Es básica para cualquier meta que te propongas y, en concreto para el tema de gestionar el trabajo, el blog y las redes para mi es fundamental, así que sin más preámbulos, si tuviera que dividir y quedarme con mis 5 básicos diría los siguientes:

Siéntate y piensa 

Después de leer «El método Bullet Journal» mi forma de organizarme cambio muchísimo. Una de las cosas que más me gusta es mirar hacia adelante y ver lo que me espera el próximo mes, la siguiente quincena o pasado mañana. Es importante sentarse y hacer un global. Posteriormente, a mi me gusta trabajar cada día sabiendo lo que tengo esa semana. El domingo hago un reseteo y vuelvo a empezar. De esta forma no me agobio y voy viviendo el día a día. Este era otro de mis objetivos 2018 y creo que en el 2019 lo estoy consiguiendo.

¿Qué hago yo? Los domingos por la noche cojo mi libreta y hago un repaso de lo que tengo los próximos 7 días. Como agenda uso una Moleskine pequeñita con las hojas en blanco y yo misma, siguiendo las pautas de Bullet Journal y adaptándola a mi forma de esquematizar, cree mi propio organizador. Me da mucha más libertad, uso todas las hojas y sé donde tengo todo. En serio, dadle una oportunidad a ese libro porque es maravilloso.

Objetivos reales

No te pongas metas que sabes perfectamente que no vas a cumplir. Como os decía antes, yo era la reina de poner en la agenda dos eventos que se solapaban, 800 post que no me iba a dar tiempo a escribir o recados que podía posponer pero que añadía casi con efecto masoquista para incrementar el stress. Sé real, si tienes que hacer, por ejemplo, un proyecto ponte diariamente objetivos pequeños y no acabarlo, porque si vas directamente al final, por el camino te paralizas. En una de sus charlas, Rafael Santandreu habla de la importancia de «tener un campo base». La mente se tranquiliza si sabe que tienes un plan b, una zona segura, una casa jugando al escondite… Los montañeros que suben al Everest no lo hacen de un tirón sino que van piano, piano superando etapas. Así que ten esto en cuenta y no te pongas metas demasiado exigentes. En resumen, simplifícate la vida. Háztela fácil.

Repasa 

Antiguamente solía cometer uno de los peores errores a la hora de irme a la cama: repasar mentalmente lo que tenía al día siguiente e, indirectamente, ponerme una carga para ir a dormir tranquilita, nótese la ironía, pensando que se me podía olvidar algo. NO, NO y NO. Ahora tengo mi libreta a mano y cada noche repaso lo que tengo al día siguiente, con la certeza y la seguridad de que lo tengo todo controlado y escrito en el papel, por lo que la siguientes 8 horas tengo que limitarme a dormir y no a retener información que no puedo olvidar.

 

1 libreta + 1 bolígrafo + el mejor amigo del hombre

Carmen Ordiz, alias la reina de las agendas. He llegado a usar 5 a la vez. Con colores, con pegatinas, con versión digital. Actualmente, como comentaba en el punto nº1, me organizo con una libreta un bolígrafo y el mejor amigo del hombre: el móvil. ¿Cómo? Me gusta usar GoogleCalendar para las cosas importantes pero no para las pequeñas cosas de trabajo del día a día. Para las cosas cotidianas, sino voy a poder llevarme mi libreta, hago fotos a las hojas de la libreta que corresponden a esa semana y así estoy tranquila sabiendo que lo puedo consultar en cualquier momento. Para las personas como yo, es bueno tener «controlada» la situación y tener siempre a mano la info necesaria. Vivirás más calmado.

Relájate. Te vendrá bien

No hay mal que cien años dure ni pena que el chocolate no cure. No se acaba el mundo por mucho que la líes. Tolera tus errores y, como comentaba antes, ten siempre un plan B. Te hará falta muy pocas veces recurrir a esa vía de escape, pero la relajación de tener esa opción secundaria te ayudará a cumplir tus objetivos. Cuando te tomas la vida de forma más relajada, no es necesario hacer menos cosas sino hacerlas con más calma.

Por esto y por más, ahora ante el consejo de mis mayores de «no paras, baja un poco el ritmo» ya no me agobio. ¡Está todo bajo control amigos! Rendir lo mismo pero sin agobios es posible si sabes como organizarte y, sobre todo, si te das tregua mental y aprendes a decir que no. ¡Prioriza tu bienestar!

Estos son mis pequeñas pautas, espero que te sirvan o que encuentres las tuyas y si quieres las compartas en comentarios.

Nos leemos muy pronto

Firma Carmen Ordiz

Fotografías de mi querida Tatiana Castañon, Di Patata. Os la recomiendo enormemente si necesitáis recuerdos bonitos, fotos corporativas o pasar un momento genial haciendo de modelo por un día.

Un comentario

  1. Bullet Journal, ¡qué te voy a decir! Yo soy fan fan. Pero mira, lo de hacer una foto a las páginas del día/semana si no lo tengo encima nunca se me hubiera ocurrido. Me lo anoto 😉 Y el resto de consejos, también, sobre todo el de proponerse metas pequeñas. Es algo que tuve que aprender por las malas, pero creo que ya está la lección bien aprendid.

Responder a Carolina Cancelar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*