Tiro con arco: nuevas oportunidades

Tiro con arco: nuevas oportunidades

La oferta gastronómica de Madrid no se ubica únicamente en el centro de la capital. Debido a la estructura propia de cada barrio o de cada pequeña población adyacente, hay restaurantes que se convierten en eminencias gastronómicas aquí o allá sin que unas calles más abajo o unas paradas de metro más arriba adviertan su presencia.

Este es el caso de Tiro con Arco. Se trata de un emblemático restaurante que ha vivido más de treinta años siendo la casa de los vecinos del barrio de Aravaca en el número 4 de la plaza de San Anacleto. Tras una vida dedicada a ellos, ha estado a punto de cerrar sus puertas, pero ahora una nueva dirección ha cogido el rumbo del local para conducirlo hacia un lugar más ambicioso tanto conceptual como gastronómicamente hablando.

decoracion

El restaurante, en el que antaño se practicaba la actividad que hoy le bautiza, cuenta con reservado, terraza climatizada y una amplia zona de lounge, en la que abundan mesas bajas, sofás y taburetes en las que disfrutar de combinados, copas, y todas esas cosas que suenan tan bien en inglés como el afterwork. Hay incluso pista de baile y se programarán actuaciones en directo.

 

Bueno, y ¿qué hemos comido?

El protagonismo en la carta de Tiro con Arco es de los entrantes y el picoteo, las raciones que poder compartir en una cena distendida. Aunque también podemos ver platos como los spaghetti con almejas o el pulpo a la brasa con patata y pimentón, en nuestra visita optaron por que los actores principales fuesen los entrantes. El vino elegido en esta ocasión fue una botella de tinto extremeño bautizada “Habla de la tierra”, elegida por sus interesantes matices y su moderna presentación.

vino

Comenzamos picando totopos con guacamole casero junto a jamón ibérico acompañado de pan con tomate y aceite de oliva. Platos que podrían haber pasado desapercibidos pero que debido a la calidad del producto, mostraban lo potente que sería el resto de sorpresas.

guacamole

jamon

Las croquetas que siguieron tenían un ligero exceso de sal, con lo que probamos el doble de morcilla, otro de los entrantes que no se deben perder si visitan Tiro con Arco.

croquetas

morcilla

Como entrantes, la receta del steak tartar, aunque clásica, nos volvió a sorprender por la calidad del producto. Acompañado de patatas chips, hizo de telonero de la fantástica carrillera de cerdo ibérico al curry rojo. La presentación de ambos resultaba elegante y el arroz servido en cazuela aparte una originalidad muy de agradecer.

steak

carrillera

cazuela

Para finalizar, una tarta de queso al horno con mermelada de arándanos. La base y la mermelada eran correctas, pero tal vez el queso mascarpone necesite algo más de fuerza, de sabor.

queso

La oferta de Tiro con Arco es sumamente interesante. Como todo nuevo negocio, estoy seguro de que se irá consolidando con el tiempo, y espero que podamos volver de nuevo para verlo. ¡Vosotros también gastrónomos si pasáis por Aravaca! ¡Hasta pronto!

 

Semejante Ramera

By Santi Alverú

Un comentario

  1. Buen post ! gracais por la recomendación. La verdad es que el tiro con arco es una referencia para el distrito 28023! Pienso ir.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*