MEX&CO: México es tendencia en La Moraleja

MEX&CO: México es tendencia en La Moraleja

Mi abuelo decía que hoy en día los documentales de viajes son tan buenos que no hace falta coger un avión a ninguna parte para tener una idea real del lugar en cuestión. Ver documentales es una forma de viajar sin moverse de casa. La otra, que implica algo más de movimiento pero igualmente es económica y reposada, sería acudir a un restaurante propio del país que nos interese.

Nunca he estado en México. Aproximadamente un millón y medio de viajes se hacen al año al país norteamericano desde España. Es una cifra importante, pero sigue siendo algo baja en comparación con, por ejemplo, los más de diez millones de viajes que realizamos en Europa. Así que probablemente ustedes tampoco hayan estado nunca en México ni hayan probado su gastronomía in situ.

Y con este país, tantos otros que no conocemos. Japón, India, Chile, Rusia. Cada uno con su respectiva gastronomía, de marcadas características que gracias al mundo en el que vivimos, global y repleto de cada día más eficientes redes de comunicación, accesible cada día a más y más extranjeros.

mariachis

En Mex&Co, situado en el exclusivo barrio de La Moraleja, en Madrid, se han tomado su función de embajadores de la cocina mexicana de manera muy seria. Su nueva iniciativa; mezclar lo mejor de su cocina con el brunch, una de las tendencias más actuales en gastronomía, consistente en una comida situada entre el desayuno y el almuerzo. Algunos lo pronuncian branch, que suena más internacional, otros brunch que suena más contundente. En cualquier caso y como todo lo que implica comer más de la cuenta, me parece una idea fantástica.

Bueno, ¿y qué hemos comido?

Al inicio del evento se sirven pequeños detalles dulces para ir abriendo el apetito. Los zumos de naranja o de melocotón son especialmente sabrosos y van anunciando el componente natural de todas las materias primas. Cuentan también con un fantástico café de olla, una rareza al parecer difícil de encontrar en la mayoría de establecimientos. Sobre el café, este corrió a cargo de Ensueño Misteco, cuya marca se define como “el café artesanal con sabor a México” y cuentan con un cuidado proceso de elaboración. Más adelante llegaron bollitos de pan dulce con yogur y cereales o mermelada. Todo visualmente dispuesto de forma muy correcta y atractiva.

portada-(2)

Tras lo dulce, se nos da a elegir entre un jugo de carne o un caldito de camarón para anunciar la presencia de los platos principales. El jugo de carne, a pesar de que pueda parecer pesado como bebida o como sopa para ingerir de esta forma, resultó equilibrado y muy sabroso.

jugo

Y en el plato principal, llega lo bueno. A elegir entre huevos rancheros (huevos sobre tortilla de maíz y jamón de York, con salsa roja, frijolitos y aguacate), omelette poblado (relleno de queso fresco y bañado con salsa poblana) huevos a la mexicana (con tomate, chile y cebolla morada), barbacoa de cordero con consomé, hamburguesa Mex&Co (que estuve tentado de pedir pero tenía miedo que así me identificasen como algún tipo de enfermo gastronómico incapaz de no morir en cada comida) y chilaquiles rojos con pollo (por los que finalmente me decanté). Mis chilaquiles resultaron más que satisfactorios; con un pollo tierno, un huevo bien frito y un sabor ahumado muy especial.

chilaquiles

rancheros

El precio son 25 euros, nada desdeñable si consideramos que uno sale de ahí habiendo desayunado y comido y que la terraza exterior del restaurante ofrece, cada vez más debido al buen tiempo, una zona envidiable para pasar la mañana con amigos o familia. A nosotros, además, nos incluyeron un espectáculo con mariachis para terminar, que nos hizo recordar aquello que decía Chavela Vargas:

Tú me acostumbraste
a todas esas cosas,
y tú me enseñaste
que son maravillosas.

Recomendado queda Gastrónomos. Mientras leen esto probablemente esté de nuevo allí, disfrutando de todo lo que les he comentado. Un saludo y hasta pronto.

logo

2 comentarios

  1. México no es un país centroamericano, es norteamérica.

  2. Interesante Articulo gracias por compartir.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*