Mis chigres favoritos de Oviedo

Mis chigres favoritos de Oviedo

¡Hola gastrónomos!

Hoy quiero hacer una lista de mis chigres favoritos. Y no uso la palabra chigre de forma peyorativa si no todo lo contrario. Me encantan los rincones de los que hablaré porque han sabido mantener su toque, conservar su esencia y combinar un punto de decadencia con estilo de una forma intachable. Es difícil de explicar pero fácil de entender si se les visita. Este post surge porque últimamente ha coincidido que varios turistas me han preguntado por la calle por “sitios auténticos” y me ha hecho gracia pero tristemente están en peligro de extinción.

Las claves de su éxito

  1. Viaje al pasado sin moverte de Oviedo
  2. Ambiente tradicional, sin moderneces
  3. Tienen algo que les hace únicos. Sea un producto, un camarero…

Hablamos de establecimientos que han sabido mantenerse firmes ante la brutal moda de los bistrós, las vinaterías y los bares blancos relucientes sin personalidad. En alguno de los aquí mencionados se suma además una parte subjetiva que va relacionada con mi vida, con lo que allí he vivido o con quien me llevaba cuando era más pequeña. Como os digo siempre me encantaría saber cuales son vuestros chigres preferidos así que no dudéis en comentar.

 

Casa Montoto (San Bernabé, 9)

Aunque aquí no se sirve sidra por lo tanto no es un chigre al 100%, el Montoto tiene que estar en esta lista. No imagino mi infancia sin los bollos de chorizo de Montoto. He sido una tragona desde que nací, ahora lo camuflo con mi profesión pero siempre he adorado comer. La consulta de mi madre está muy cerca de Montoto así que solía ir a buscarla y me invitaba a un bollín para merendar. Creo que es uno de esos sitios que estropearían si reformasen… Su barra, su gotelé, su suelo. ¡Todo tiene encanto!

 

Casa Gervasio  (Fuente la Plata, 68) 

Sin lugar a duda los mejores fritos de la ciudad los hacen en Casa Gervasio. Un llagar en Oviedo al que tienes que ir si viene gente de fuera a visitarte pues será acierto asegurado. Una carta reducida pero llena de cosas que dominan hace que sea uno de mis habituales cuando tengo visitas y quiero enseñar algo auténtico.

 

Casa Lito (Altamirano, 11) 

Si grabasen Cuéntame como pasó aquí no necesitarían attrezzo. Te aseguro un viaje al pasado con tan solo ir a la calle Altamirano a tomar un chato de vino y comer un pincho. Tienen menú del día y el dueño un carácter de los chungos que engancha.

 

Vista Alegre (Zona Naranco, 3)

La terraza con mejores vistas de toda la ciudad. Una botellina de sidra y unos bígaros cocidos junto con una visión panorámica de la ciudad no tiene precio. El caldo de marisco también merece mención.

 

La Paloma (Indepencia, 3)

Aquí tampoco hay sidra pero es otro de esos imprescindibles. Aunque la gamba a la gabardina está cada vez más abrigada, un vermú en este bar quita todos los males después de una dura semana de trabajo. Muestra de su éxito es que siempre está lleno.

 

Sidrería Casa Muñiz (La Lila, 16)

Un huevo cocido y unas botellinas de sidra en un local de los de siempre. Esta sidrería tiene unas cuantas décadas a su espalda fruto en parte de un trato al cliente muy bueno y de escanciar la sidra muy bien. Famosas son también sus croquetas y su pollo el ajillo.

 

Sidrería Esteban (Avenida de Santander, 6)

Otro local por el que no pasan los años. Famoso por su carne sigue siendo lugar de culto de aquellos a los que les gustan los bares de toda la vida. ¡Auténticos!

 

El Ovetense (San Juan, 6) 

Y si se habla de pollo al ajillo se habla de El Ovetense. El clásico de los clásicos de la ciudad. En la zona antigua de la ciudad es uno de esos locales que siempre está lleno y su público es de cualquier edad. ¡Le encanta a todo el mundo!

¿Cuáles son tus preferidos?

G de Gastronomía

Suscríbete aquí para recibir cada sábado mis artículo en Yantar, contenidos exclusivos y noticias semanales de gastronomía.

 

Fotografía de portada de TurismodeAsturias.es

2 comentarios

  1. Sidrería El Valle, los calamares frescos fritos son una de sus identidades. En el corazón de Oviedo desde 1994

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*