Casa Lobato. Familia y esfuerzo. La calidad como resultado.

Casa Lobato. Familia y esfuerzo. La calidad como resultado.

¡Hola gastrónomos!

Hace mucho tiempo que teníamos ganas de compartir con vosotros este texto. El restaurante del que hablaremos hoy tiene  desde siempre un hueco en esta web pero no le habíamos todavía dedicado una entrada en exclusiva como bien se merece así que ¿ porqué no hoy?

No recuerdo la primera vez que fui a Casa Lobato, de aquello hace ya muchos años pero si me vienen a la mente platos, sabores, postres y la palabra acierto, esa que se repite cada vez que me preguntan por este establecimiento. Siempre cumplen y nunca decepcionan, esto hace que para mí sea uno de esos sitios de los cuales me siento 100% segura cuando le recomiendo a alguien ir. Sé que no voy a fallar, saldrán contentos.

Familia y afán de superación van de la mano en esta casa. Este restaurante familiar se mantiene desde 1898 gracias el esfuerzo, la pasión y el amor por la restauración que une a esta saga familiar. Marcos, Juan Luis y Toni Lobato hoy. Ayer, en concreto el mismo año que España pierde Cuba en la Batalla naval de Santiago de Cuba, cuando el Gobierno otorgaba a los lisiados en guerra la licencia de estanco a su vuelta en España nace como tienda-bar-estanco Casa Lobato. Allí cocinaba la bisabuela de los tres varones que hoy caminan por esta casa. Posteriormente es Cholo quien desde sala ofrece a los ovetenses los platos que su mujer realiza desde cocina. Si hay un hostelero querido y apreciado por los ciudadanos y trabajadores del sector ese es Cholo quien después de años decide dejar en manos de sus 3 hijos varones todos los frutos de su dedicación. He de confesar que nunca se ha ido del todo, ahora desde el otro lado del ruedo pero siempre echando un ojo a su joya más preciada. La última vez que fui nos mostraba con satisfacción las obras que han realizado en el restaurante, lo que denota que siguen con las mismas ganas de superarse y seguir mejorando para poder ofrecer lo mejor día tras día, año tras año. Por esto no me sorprende que también sea uno de los restaurantes con más fama y prestigio de esta ciudad y uno de los iconos de la gastronomía asturiana.

Casa Lobato. Familia y esfuerzo. La calidad como resultado.

La [highlight color=”eg. yellow, black”]cocina[/highlight] es tradicional con toques de innovación. La materia prima de primera calidad hace que el toque en cocina de la mano de Juan Luis, a quien su madre ha cedido los fogones, sea delicado y sutil. Se respeta el producto y la estacionalidad del mismo. No miento si digo que las mejores quisquillas que he comido en mi vida me las ha servido Marcos. Por no hablar de los postres. A pesar de no ser muy golosa solo aquí soy capaz de pedirme un postre de chocolate: el hattrick. ¡Qué delicia!

En [highlight color=”eg. yellow, black”]sala[/highlight] junto al benjamín de los Lobato nos encontramos también con Luis, un maestro de la sala en toda regla. Él conoce a su clientela a la perfección y tiene un trato exquisito. Conoce aun mejor su bodega de la que saca autenticas joyas. Sin olvidarme de su mano para hacer gin tonics y servir vermú en la barra donde de manera más informal y siempre con su gracia innata comenta con Marcos el último partido del Real Oviedo por poner un ejemplo.

Casa Lobato. Familia y esfuerzo. La calidad como resultado.

No puedo cerrar esta entrada de mejor manera que con algunas de las fotos que he tomado durante mis ultimas visitas a esta Casa. ¿Estáis preparados? ¡Disfrutad!

Casa Lobato. Familia y esfuerzo. La calidad como resultado.
Casa Lobato. Familia y esfuerzo. La calidad como resultado.

Casa Lobato. Familia y esfuerzo. La calidad como resultado.

Casa Lobato. Familia y esfuerzo. La calidad como resultado.

Casa Lobato. Familia y esfuerzo. La calidad como resultado.

Casa Lobato. Familia y esfuerzo. La calidad como resultado.

Casa Lobato. Familia y esfuerzo. La calidad como resultado.

Casa Lobato. Familia y esfuerzo. La calidad como resultado.

Casa Lobato. Familia y esfuerzo. La calidad como resultado.

Casa Lobato. Familia y esfuerzo. La calidad como resultado.

Casa Lobato. Familia y esfuerzo. La calidad como resultado.

 

fdo,

logo_GdeG

2 comentarios

  1. Pingback: La Visión del 2014 en 10 Vinos ‹ Sumiller a domicilio

  2. Siempre están en su sitio. Pendientes de todos los detalles para hacer ke el cliente se sie ta cómodo y bien atendido.la clidad en el producto sigue siendo mu

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*