Vol-au-vent de queso crema y salmón ahumado

Vol-au-vent de queso crema y salmón ahumado

¡Hola gastrónomos!

Hoy vengo con una receta que tenía que compartir sí o sí con vosotros. Os aseguro que una vez que la incorporéis en vuestro recetario, será parte fundamental de tu surtido y, además, el plato protagonista en cada fiesta de verano, en cada cena improvisada o cada cumpleaños. ¿Por qué? Porque es resultona y fácil. No tiene ninguna ciencia, y todo el que prueba estos saladillos quiere saber el secreto.

Hablaré de opciones porque para esta elaboración puedes escoger el camino arduo, o lo que es lo mismo, hacer tú los volovanes. O, en su defecto, la opción b, que se traduce en correr al supermercado más cercano y comprarlos hechos. Mi último descubrimiento han sido los de Mercadona y, que conste en acta, no me patrocinan (para mi desgracia).

Se trata de unos envases que contienen 12 unidades por menos de 1.50€ y que están hechos para hacer la vida fácil a la gente. El sabor es perfecto, la consistencia ideal y con un par de ingredientes más, tendrás un canapé digno de las fiestas de Isabel Preysler. Si quieres volver a leer mi carta a su cocina, haz click aquí.

Por otro lado, los vol-au-vents, volovanes en español, son obra del francés Marie-Antonie Carême, un pastelero, gastrónomo y arquitecto que marcó un antes y un después en la cocina francesa y mundial con sus diferentes creaciones, ya que no solo es el padre de estos saquitos de hojaldre, sino que, por ejemplo, fue el primero en estudiar las salsas francesas e hizo innumerables libros sobre el arte culinario. Buscad su historia porque es muy interesante.

¿Qué necesito?

  • vol au vents (12 x cada 4 personas)
  • 200 gramos de queso crema
  • eneldo fresco o en especia
  • salmón ahumado
  • huevas
  • cebollino (opcional)
  • mantequilla

OJO

En primer lugar, tened en cuenta que no podemos hacer con excesiva anterioridad la receta, ya que si tardamos mucho en servir los canapés, la humedad de los ingredientes hará que el hojaldre pierda su consistencia. Mi padre, hombre sabio donde los haya, me dio un truco para contrarrestar un poquito esto. Sólo tendríamos que poner un pellizquín de mantequilla en su interior. Yo la utilizo con sal porque además de hacer efecto impermeable, le da un toque de sabor. ¿Mi preferida? La imperial.

PASOS A SEGUIR

En un bol mezclaremos el queso crema con el eneldo. Lo trabajamos bien para que quede una consistencia suave. Por otro lado, cortamos el salmón en tiritas pequeñas. Cortamos el cebollino. Si queréis darle un toque al salmón podéis añadirle unas gotas de aceite de sésamo. ¡Le da un puntazo!

Para mi uno de los mejores salmones ahumados que hay en el mercado es el de Ahumados Domínguez. Si te gusta el salmón tienes que probarlo. Yo suelo comprar el lomo y luego lo corto a mi gusto. ¡Buenísimo!

Como alternativa podemos utilizar salmón marinado y, en ese caso, ya sabéis todos los pasos que tenéis que seguir. Puedes hacer click aquí para consultar la receta.

Una vez que tenemos todos los ingredientes, lo ideal sería hacer “una cadena de montaje”. Este es el momento en el que si tienes suerte de tener ayudante, le dejas hacer lo que más pereza te da a ti. Es una realidad, y lo sabes.

Bueno , ahora viene el momento decisivo. Cogemos una nuez de queso y la introducimos en el vol au vent. Encima colocamos la tirita de salmón y en el otro lado las huevas. Decoramos con el cebollino.

Ticket aprox.

  • 12 volovanes – 1.30€
  • Queso crema – 1.80€
  • Eneldo- 1.10€
  • Cebollino- 1.10€
  • Huevas – 2€
  • Salmón-6€
  • Total: 13.3€ : 4 personas= 3.3€/pax

Et voila! ¿Qué te pareció? ¿Verdad que no puede ser más sencillo? Pues pon unos cuantos aperitivos más y triunfarás como la espuma. Si os gusta este post, pondré más recetas sencillas para ser el perfecto anfitrión. Así que hacedme saber si queréis más ideas.

¡Feliz semana gastrónomos!

G de Gastronomía

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*