Trigo sarraceno. Apto para celiacos

Trigo sarraceno. Apto para celiacos

¡Hola gastrónomos!

En el post de hoy, como resaca a mi carta a la cocina de Isabel Preysler, vengo con una receta zen y relajadita, porque no todos los días va a haber salseo. El alimento del que os quiero hablar hoy es el trigo sarraceno o alforfón, que a pesar de su nombre es apto para celiacos. Aunque ya os hablé de él hace tiempo, en la receta de tortitas fitness, hoy quiero entrar en profundidad.

Este pseudocereal es autóctono de China occidental, el Tíbet e India Oriental pero también se cultiva en climas más fríos como Rusia, Asia central y sudoriental, Europa y los Estados Unidos, según nos informa la FAO.

Aunque es poco conocido en España y se emplea más bien poco tirando a nada, a mi, personalmente, me encanta utilizarlo como sustituto del arroz. La forma de cocinarlo es muy sencilla y similar, pero os he traído una de mis recetas ilustradas, como dice un amigo mío, para que no os perdáis ningún paso y, sobre todo, os quede perfecto.

Propiedades

El trigo sarraceno tiene un alto contenido en proteínas, con todos los aminoácidos esenciales, y en minerales como fósforo, potasio, magnesio o zinc. También es rico en vitaminas del complejo B. Según la medicina tradicional asiática, su consumo aumenta la elasticidad de los vasos sanguíneos, por lo que es aconsejable para gente con hipertensión, mala circulación, arritmias o taquicardias.

Además, el consumo de este pseudocereal ayuda a mantener bajos los niveles de colesterol bajo o LDL y la fagomina, su fibra, ayuda a mantener altos los niveles de saciedad y es perfecta para combatir el estreñimiento.

En un estudio realizado con animales, se descubrió que aquellos que eran alimentados con trigo sarraceno o alforfón, tenían menos incidencia de piedras en la vesícula y un menor índice de grasa corporal.  Para saberlo todo sobre este pseudocereal, haz click aquí.

Conservación

Como ya os conté en algún post, suelo tener algún que otro Tupperware en la nevera con arroz, quinoa y otros cereales, ya que me solucionan los almuerzos express de la semana y, además, aguantan 5 días en perfecto estado. Pero si queréis, también podéis congelarlos en bolsitas individuales para tenerlos listos cuando los necesitéis. Es ideal para no caer en la tentación de la comida basura los días que no hay nada de comer en casa. Salteas un poco en la sartén añades alguna lata o conserva y solucionado. A mi el trigo sarraceno me encanta con cebolleta, aceitunas, queso griego y atún. Tienes infinidad de opciones, a cual más rica.

Preparación

En primer lugar, limpiaremos muy bien el trigo sarraceno y lo escurriremos. En una sartén -yo uso la Tefal Expertise de 21cm que es eterna y desde que la descubrí es parte fundamental de mi cocina- ponemos un poquito de aceite de oliva virgen extra. Hago un inciso para recomendaros el aceite picual de la gama Delicious de Supermercados Día. Buenísimo relación calidad-precio. Cuesta menos de 2,50€.



En la sartén con un poquito de aceite, añadimos el trigo sarraceno y lo doraremos bien. Aquí podéis incorporar guindillas, ajo, pimienta… Al gusto del consumidor. Yo suelo añadir hierbas aromáticas y, en este caso, he utilizado albahaca.

Una vez se ha dorado el trigo sarraceno añadimos el doble de agua de la cantidad utilizada de cereal. O bien yo emplee una taza de trigo por dos de agua. Dejaremos cocer durante 20 minutos, aproximadamente, controlando de vez en cuanto.

He decidido utilizar una sartén porque personalmente me gusta más hacer el arroz, la quinoa y otros cereales en una superficie con poca profundidad pero si lo deseáis también podéis usar la olla express o una cacerola.


En el momento en el que el agua está apunto de evaporarse, apagamos el fuego y tapamos con un paño durante aproximadamente 10 minutos. Este paso lo hago exactamente igual con el arroz y con la quinoa.

Ideas para utilizar trigo sarraceno

  • con verduras, estilo wok
  • con tomate y huevo, tipo arroz a la cubana
  • con judías y patata
  • con lentejas o cualquier otra alubia
  • en ensalada fría
  • con queso, estilo falso risotto
  • triturado para hacer  tortitas fitness

Dónde comprarlo

Hoy en día lo puedes encontrar en cualquier supermercado, de hecho, creo que lo hay hasta en Mercadona, pero donde lo encuentras seguro es en tiendas eco o de nutrición y dietética. Yo en Oviedo lo compro en Beta Organic, es ecológico y cuesta 3,75€/Kg.

 

Espero haberos contado todo lo que necesitabais saber sobre el trigo sarraceno. Si tienes cualquier duda no dudes en dejar un comentario y lo responderé lo antes posible

¿Conocíais este pseudocereal?

G de Gastronomía

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*