¿Cómo cocinar arroz basmati? rápido, fácil y rico

¿Cómo cocinar arroz basmati? rápido, fácil y rico

¡Hola gastrónomos!

Hoy vengo a hablaros de mi eterno amado/archienemigo: el arroz. Ahí donde lo veis, es una de esas cosas que no me sale muy allá y que tengo que trampear casi siempre de alguna manera para que me quede rico y sabroso, no se me pase o no se me quede muy duro. Parece sencillo pero no todo el mundo tiene ese arte y seguro que todos tenéis algún alimento que os la tiene jurada y siempre os sale regular. Desde aquí os tranquilizamos diciendo que siempre, repetimos, SIEMPRE, hay alguna trucoreceta para hacer la vida más fácil al cocinero. La receta de hoy tiene que ver con todo esto.

Mi amigo de la universidad Giulio, el cual conoce y ha sufrido mi debilidad teniendo que comerse mi arroz asqueroso, me enseñó hace un tiempo una receta súper sencilla que cambió mi manera de hacer el arroz basmati, el que antes siempre se me pegaba, no se me acababa de hacer y se quemaba quedándose pegado a la cacerola. En definitiva, sí gastrónomos, me salía un arroz terrible.

Y bien con esta receta facilísima el don del arrocero no lo he desarrollado pero me sale un arroz basmati bastante digno. De hecho a mi me parece que está riquísimo. (Y sin compararlo con el que hacía antes :D)


Como alimento el arroz basmati es una buena fuente de vitaminas (B,E,K), de minerales como el Manganeso, esencial para el metabolismo de las proteínas y los hidratos de carbono, y la regulación de su sistema nervioso. El arroz basmati es una buena fuente de carbohidratos complejos, que suministran energía para el cerebro y el sistema nervioso central. Además una taza de arroz ofrece el 10 % de la dosis diaria recomendada de proteínas; contiene ocho aminoácidos esenciales.

Nuestra querida wikipedia a su vez nos dice: “Es una variedad de arroz caracterizada por tener un grano largo, y es famoso por sus delicadas fragancias y su exquisito sabor. Su nombre en Hindi significa: “reina de las fragancias”.El arroz basmati está disponible en dos modalidades: blanco y moreno.”

No me enrollo más y… ¡allá vamos!

¿Qué pasos hay que seguir?

  1. Lavamos muy bien el arroz para que se elimine todo el almidón posible. Sabremos que está más o menos libre de éste cuando el agua salga transparente y no blanquecina.
  2. En un cacerola ponemos dos dedos de arroz y cubrimos con otro dedo de agua.
  3. Ponemos el fuego alto (8-9), salamos el agua y esperamos a que hierva .
  4. Cuando hierve el agua ponemos a fuego medio y cubrimos con una tapa preferiblemente transparente para ver el proceso. Cocemos durante 10 minutos.
  5.  Después de que hayan pasado esos 10 minutos de cocción, apagamos el fuego y SIN QUITAR LA TAPA dejamos que repose 10 minutos tapado.
  6. .El arroz está listo para ser servido o en su defecto podemos ponerlo en una sartén y añadir especias al gusto para darle un toque extra de sabor.

¡Probadlo!

G de Gastronomía

Un comentario

  1. Mañana pensábamos ponerlo en casa para acompañar unas cebollinas rellenas de bonito y así sustituimos las patatas fritas (que taaaaanto me gustan, by the way). Tomo nota del proceso, merci beaucoup!!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*