Semillas de chía, aliado perfecto contra los excesos gastronómicos

Semillas de chía, aliado perfecto contra los excesos gastronómicos

¡Hola gastrónomos!

¿Cómo han ido estas fechas? ¿Muchos excesos? En una búsqueda de acabar con los nuestros, uno de los principales propósitos al comenzar el año era ponernos a comer de manera saludable y en menores cantidades (al menos los días que no hay menús degustación u otra clase de trabajo por en medio) y mover un poco el cuerpecillo haciendo deporte.

Investigando y recordando un poco las nociones aprendidas en nutrición en la universidad, me vinieron a la mente las semillas de chía. Me puse a informarme y me encontré con uno de esos “súper alimentos”.  ¡Como les gustan a los departamentos de marketing!

Las semillas de chía, a pesar de que no mucha gente las conoce, son originarias de Mexico y en la época precolombina era para los mayas uno de los cuatro cultivos básicos destinados a su alimentación, junto al maíz, el poroto y el amaranto. Se perdió su cultivo para en los años 90 recuperarse gracias a trabajos de investigación realizados por universidades que promovieron la recuperación de su plantación.

Seguí buscando por internet y me quedé alucinada con la cantidad de propiedades beneficiosas de estas semillas a las cuales yo había ignorado durante las clases del profesor Pezzana. Suelo tomar semillas de lino y ya os he pasado alguna recetillas pero este “descubrimiento” tenía que compartirlo con vosotros.

¿Queréis saber algunas de las propiedades que se leen por la red?

  • Gluten 0%
  • Fuente de:  fibra, en concreto 2 veces más que la avena, antioxidantes, ácidos grasos Omega 3 . Estas semillas tienen 2 veces más proteínas que cualquier otra semilla y 5 veces el calcio de la leche.Su alto contenido en fibra y proteínas aumenta la masa muscular y regenera los tejidos. Los aceidos grasos omega 3 son buenos para las articulaciones debido a sus propiedades antiinflamatorias. (Ideal para nuestra vuelta al deporte con mis correspondientes agujetas) además favorece el transporte de nutrientes al organismo, lo que ayuda a acelerar el metabolismo, eliminar grasas y volumen corporal.
  • Energía. Contienen el doble de potasio que el plátano por lo que es ideal para deportistas. 
  • Sensación de saciedad: gracias a su capacidad de aumentar su volumen 10 veces su tamaño en contacto con el agua hace que nos sintamos llenos y se reduzcan las ganas de picotear.
  • Propiedades depurativas y antioxidantes. Ayudan a eliminar líquidos y toxinas.
  • Mejora del transito intestinal. Ayudan a evitar problemas como el estreñimiento y a regular la flora intestinal.
  • Ideal para el embarazo ya que facilita el crecimiento y la regeneración de tejidos.

 

Semillas de Chia contra excesos gastronómicos

¿Cómo tomarlas?

Después de todo este rollazo que os he metido os voy a contar el experimento que voy a hacer. Como soy partidaria al 100% de tomar los productos naturales, prefiero evitar las pastillas y tomar las semillas de chía tal cual, así que en el desayuno junto a los cereales, de salvado de avena por ejemplo, añadiré dos cucharadas de semillas a la leche y lo dejaré reposar unos minutos para que las semillas crezcan. Otra opción, será añadirlo al agua e ir bebiendo a lo largo del día.

2 cucharadas al día es más que suficiente por lo que he investigado.

Semillas de chía

fotografía de tealgranel.com

¿Dónde comprarlas? 

Estas semillas las podéis encontrar en herbolarios, tiendas de productos ecológicos o en la gama de productos Bio  de los supermercados. El precio es de aproximadamente 6€ por 250 gramos.

Para saber más

Artículo “La chía como antioxidante vegetal”

¿Alguien conocía las semillas de chía? ¿Qué os parece gastrónomos?

¿Qué haréis vosotros para acabar con los polvorones y los turrones?

un abrazo

g_de_gastronomia

2 comentarios

  1. Pingback: 10 cosas que decirle a mi yo del futuro | G de Gastronomía

  2. de lo que se come se cria

    asi de “buena” esta la chia …. de lo que se come se cria ..

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*