NOORI: Comer sushi rápido y bien en madrid

NOORI: Comer sushi rápido y bien en madrid

Se puede comer sushi de muchas formas. A Portugal, hace no mucho, llegó una nueva manera de mano de Noori. Esta empresa de restauración se inspiró en la forma líder de consumir este plato japonés en Brasil. Allí lo han interiorizado como un take away, pero al que no han dejado perder su variedad ni su calidad. Lo disfrutan en las temakerias, bautizadas así por el temaki, nombre del cono alargado, el alga nori que enrollada alberga arroz y demás ingredientes.

Portugal resultó una puerta fantástica de las temakerías a Europa, por su proximidad lingüística y su función de puerto del viejo continente. Tras el éxito, Noori entra en España, y han abierto su primer local en Madrid. Es un espacio pequeño situado en el número cinco de la plaza de Chueca. Podría pasar desapercibido por sus mencionadas dimensiones y la extrema sencillez de su carta, pero mirado algo más de cerca, aparece su mejor arma: la relación calidad precio.

 

Bueno, ¿y qué hemos comido?

Empezamos con las entradas de la carta de Noori. Un sashimi de salmón y cuatro ganko o piezas de gamba rebozada, servidas con mayonesa de wasabi. Riquísimas. Mientras las disfrutábamos, seguíamos aprendiendo cosas sobre el local: las salsas, por ejemplo, se encuentran en pequeños grifos situados junto al mostrador. Hay tres tipos: soja, soja con wasabi, o teriyaki; dulce.

Noori entradas

Noori entradas

Noori salsas

Luego, un par de bocados estrella. Llegamos a los temakis, los rollitos que dan nombre a las casas de comida rápida que inspiran a Noori. El de atún bueno, pero pasa desapercibido. Y sobre el de salmón con fresas y philadelphia, todavía hoy tengo un debate interno. La fruta en este tipo de platos añade sentimientos complejos. A pesar de entender que su textura encaja bien con el salmón o el atún, la justifico menos al enfrentarse al arroz. Supongo que será como la piña en la pizza, la amas o la odias.

Noori Temakis

Y por último, el maki, la estructura cilíndrica “de toda la vida”. Nos sirven una variada selección de lo que podemos encontrar en Noori. Algunos también distintos, como el rebozado de salmón y philadelphia o el también rebozado de gambas. En otros continúan con las frutas, sustituyendo fresa por mango. Por último, algunos más elaborados, como el picante con algas. Ninguno es mi preferido, pero admiro la diversidad, y todos cumplen con creces las expectativas.

Noori Makis

Como les comentaba antes, el secreto está en la idea de este negocio, en su precio y en su calidad. Los menús están alrededor de los siete euros, con bebida y distintas opciones de cajas o boxes que llenar con maki o con temakis. Son atentos en el servicio y el mejor momento para conocerlos es ahora, que serán de los primeros. Luego se pondrá de moda y no se podrá presumir.

Me temo que me volveré adicto a Noori. Si pasan por Madrid me cuentan gastrónomos. ¡Hasta pronto!
Santi Alverú

by Santi Alverú

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*