Érase una vez Asturias: Mad Carmen fury Caleya.

Érase una vez Asturias: Mad Carmen fury Caleya.

Ayer se estrenó el programa de Carmen. Sí, es el programa de Carmen, y punto. Ya que su madre no va a escribir esta reseña, ya hago yo las veces de la misma. Porque, lo digo aquí al principio y no al final, si alguien trabaja lo suficiente para que le den mil y un programas de Gastronomía, es Carmen Ordiz.

Ahora, eso no quiere decir que yo me vaya a portar bien al comentar.

Carmen empezó riñendo. Pero al minuto uno. A su pobre compañero, un hombre mayor perdido por Asturias. Seguro que amabilísimo pero no me quedé con el nombre. Espera, sí, Pedro, lo acabo de mirar. Pues imagínate que te pierdes por Asturias y te encuentra Carmen Ordiz. Le dices que llevas una semana sin comer, que si no tendrá un sándwich o algo. Ella te hace esperar seis horas más antes de darte algo, porque un sándwich es muy básico, ¿no has probado la reducción de bonito con corcho de la Patagonia que cocinan en Tapia? Ven que te llevo. Es como si al llegar a Rusia, Putin te quiere hacer una visita guiada. Intenso.   

GIF PUTIN

En el apartado técnico, al principio ponían música americana rollo guay, pero pronto fueron con las clásicas gaitas, por cobardía. La aplicación Shazam no reconocía nada de ello. El programa tiene un tema con las viñetas que ay, deja un aire a editor de fábrica del Mac. Oh, y hay anuncios. Anuncios TPA style. De los de Bar Manolo, o la programación de las fiestas de Villaviciosa.

Hoy el tema iba principalmente sobre la sidra. Los guionistas se rompieron la cabeza. Pero uno se da cuenta, y esto ATENTOS QUE CREO QUE HE DESCUBIERTO ALGO, es el secreto del programa. Porque mientras que deberíamos saber lo mismo que Carmen, porque somos asturianos como ella, nos damos cuenta de que en realidad, conocemos lo mismo que Pedro, o incluso menos. Porque si me dan un bolígrafo y un papel para describir pomarada, no sé yo si me saldría algo. O ñoclas. ¿Ñocles? Llámparas. Ay.

GIF PRINCESA PROMETIDA

Por el medio Nacho Manzano apareció, simpático como siempre, y se bebió media sidra el solito. También una señora de cien años que gritaba mucho. Pero tenía cien años, así que puede gritar lo que quiera. De hecho esa señora es la única a la que le permito que se meta con Pokemon Go, porque ha vivido dos guerras mundiales. El resto sois una panda de amargados que no sabe capturar nada.

Daba gusto ver la tranquilidad de Carmen en todo momento. Ella, para los que la conozcan personalmente, suele ser, digamos, activa verbalmente hablando. Pero aquí eh, la fuckin’ Terminator de la gastronomía. Me pregunto qué pasará en los programas siguientes. Qué platos probarán. Qué palabras en Asturiano dirán de las que probablemente no tendré ni idea. Qué viejos saldrán diciendo verdades. O, lo más importante, qué anuncio de la TPA me sacará una lagrimita de pena.

Sigan viendo a Carmen y aprendan algo, en Érase una vez en Asturias. Mequetrefes.

yonlok

by Santi Alverú

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*