Decorar y poner la mesa. Cómo crear el ambiente ideal

Decorar y poner la mesa. Cómo crear el ambiente ideal

¡Hola gastrónomos!

Vengo con un post que tenía muchas ganas de compartir con vosotros. Muchos son los que me leéis tanto aquí, como en mi sección de La Alacena de Yantar, y me soléis preguntar qué nuevos productos me han llamado la atención o me han gustado más. La mayor parte de las veces, soléis usar estas referencias para sorprender a familia y amigos en cenas y encuentros, es por esto que he decidido hacer una entrada con todos mis truquitos para conseguir hacer un almuerzo que guste a todos, y la próxima semana, una entrada con aquellas recetas y productos que me gusta utilizar. A continuación, todo lo que debemos saber antes de invitar a nadie a casa.

¿Casual o formal?

En primer lugar, debemos establecer si el almuerzo, cena o encuentro será casual o formal. Aunque actualmente parece ser que se han perdido toda clase de patrones, y todo se ha convertido al lado oscuro desenfadado, nosotros en la mesa aún distinguiremos entre formal e informal o casual, y esto marcará el protocolo de nuestro “evento”.

Ilustración de pewterdemexico.com.mx/

Encuentro formal

En el caso de que este sea de un tono más formal, las pautas a seguir serán más rígidas y darán pie a poquita imaginación, dejando solo libertad parcial en la decoración de la mesa, y por tanto, en la elección del mantel, flores y algún accesorio discreto.

La distribución será la siguiente:

  • Servilleta en el lateral izquierdo o, en su defecto, encima del plato.
  • Copa de agua y copa de vino tradicional de izquierda a derecha en el lado derecho del plato. La de vino tinto a la izquierda de la de vino blanco.
  • Cubiertos en orden inverso de uso. De dentro hacia fuera. El comensal los usará de fuera hacia adentro.

El mantel 

En una comida formal, el mantel debería de ser de un tono uniforme y claro, siendo preferible el blanco, aunque incluso en este tipo de eventos, los tiempos cambian y, en los últimos años, se ha abierto un nuevo horizonte en el mundo de los colores de los manteles y la decoración de las mesas a pesar del estricto protocolo.

Encuentro informal o casual

Si por el contrario, buscáis cómo poner la mesa para una cena con amigos, una quedada para celebrar un baby shower o un almuerzo improvisado, las pautas son menos rígidas y nos darán más posibilidades y libertad a la hora de actuar. Yo diría que, aún así, hay 10 mandamientos que deberíamos seguir en cualquier ocasión informal:

Mantel perfecto

Sea del color que sea, con los dibujos o las formas que gusten, el mantel ha de estar limpio, bien planchado y ser del tamaño de la mesa. Parece una obviedad, pero incluso en los restaurantes a veces se les olvida. En el caso de omitir el mantel, los cubiertos y objetos que se llevarán a la boca, nunca deben estar en contacto con la mesa. 

Cubiertos impecables

No importa la forma, el modelo o el material del que estén hechos, aunque los de plástico, personalmente, me dan dentera, lo que sí es relevante es que sean los correctos y estén en el orden lógico. De fuera hacia adentro teniendo en cuenta en el caso de que fuere necesario colocar los cubiertos de pescado.

Vajilla acertada

 Como decíamos antes, los eventos informales abren un mundo de posibilidades a la hora de escoger el “tema” de nuestra mesa. La última moda es alternar vajillas diferentes para dar un toque desenfadado y estiloso. Hasta ahí todo bien, pero no debemos olvidar combinar bien los colores y no saturar demasiado el ambiente o, aunque no os lo creáis, incomodaremos a los invitados y, probablemente, el encuentro acabe en discusión. ¡Psicología pura!

Cristalería oportuna

Al igual que en el caso de la vajilla, la elección de la cristalería en un acto informal es más libre y también abre un abanico inmenso de posibilidades. Un ejemplo para entender mejor esta libertad de elección es pensar en la tendencia de usar jarras o tarros de cristal como vasos. En su justa medida, me parece todo un acierto.

Servicio perfecto

Sí, servicio. Aunque suene raro y sean tus amigos, el acto de servir aquello que has cocinado para ellos debe adquirir un poquito de importancia, y es mejor hacerlo bien. Para ello hay que seguir 2 pautas:

  • La comida se sirve por la izquierda, excepto si viene ya emplatada que se podrá servir por la derecha.
  • Retiraremos los platos por ese mismo lado. Aunque aquí ya no hay excusa, sí son amigos que se levanten y se pongan manos a la obra. Es broma. O quizás no.

Orden de platos prudente

Por muy desenfadada que sea la cita, el plato más suave precederá siempre al fuerte para no alterar la intensidad de los sabores. O si no, nada sabrá a lo que tiene que saber y las horas en la cocina serán en vano.

Centro de mesa adecuado

Sea como sea. Con flores, fotos, o velas… Eres libre de poner lo que quieras, dentro de unos límites lógicos pero, repito, PERO, no debemos bajo ningún concepto impedir el contacto visual entre los miembros de la mesa. Menos es más.

Platos fáciles de comer

Hay pocas cosas menos glamurosas que comer y que se te caigan cosas de la boca. Para evitar poner en un compromiso a tus invitados, evita cositas complejas y toda clase de platos que dificulten su ingesta. También debemos evitar recetas que, por naturaleza, no suelen resultar agradables al común de los mortales como las vísceras, por ejemplo.

¿Música? ligera. ¿TV? nunca

En el caso de ser un amante de la música y querer crear un ambiente sugerente, esta debe ser preferiblemente instrumental y estar en un volumen que haga posible una conversación en un tono de voz normal, es decir, bajo. No hay nada más incomodo que tener que gritar para conversar. La televisión, a no ser que la cita sea para ver una competición o reality show, está totalmente prohibida.

Mesa cómoda

En el caso de ser una cena o almuerzo ante la TV (en época de mundiales u olimpiadas, por ejemplo) es fundamental escoger una mesa cómoda, es decir, una diferente a la del comedor, como puede ser la del salón, que suele ser baja; debemos cerciorarnos antes de que todos vayan a estar cómodos: cojines para cada uno, espacio necesario para moverse… También puede ser útil contar con un mueble de apoyo en el que disponer de un pequeño buffet.

Detalles

Una welcome bag o bolsita de bienvenida es perfecta en el caso de una quedada después de un viaje. Para contar anécdotas y darles algo que has traido o algo hecho por ti, una foto, una flor… Un regalito siempre alegra al que lo recibe. No es necesario gastar un dineral para sacar una sonrisa. Mi madre siempre suele tener un detalle con sus invitados, generalmente alguna cosita hecha por ella. ¡Me encanta!

 

Ingrediente estrella

Buen rollo, amigos y comida rica. Una vez que tenemos una decoración de mesa divina solo nos quedan juntar unos buenos amigos, hacer unas deliciosas recetas y tener ganas de compartir tiempo juntos. ¿Hay algo mejor que disfrutar de la vida en la mesa? Próximamente, os traeré un post con recetas y alguna sugerencia de productos para sorprender.

G de Gastronomía

Todas las fotografías y productos de este post son de Zara Home

11 comentarios

  1. No sabes lo bien q me viene este post, es una pelea que tengo siempre que preparó algo con invitados! Gracias!

  2. Genial como todo lo q públicas,además en mi humilde opinión muy acertado

  3. En mi casa toda la vida se puso la servilleta a la derecha y es una duda que siempre tuvimos…Cada libro pone una cosa, derecha, izquierda, sobre el plato…
    Con respecto a la cena formal… Hay que ponerlo toda la vajilla y cristaleria a la vez en la mesa?

    • G de Gastronomía

      ¡Hola María!
      Lo cierto es que la servilleta como bien dices cambia mucho de un libro a otro y de un especialista a otro. A mi personalmente me gusta más a la derecha del plato que a la izquierda más que nada por comodidad ya que la gente suele usar más esa mano y queda menos forzado el gesto de cogerla.
      Por otro lado, la vajilla y cristalería es relativo, antiguamente sí que se tendía a poner poner toda, yo preferiría poner al inicio un bajo plato y plato y luego en el momento de ir sirviendo los platos ir sacándolos uno a uno. Sí no hay demasiado plato en la mesa y queda vulgar. Ya lo hablamos un día con calma que tengo ganas de verte. Un abrazo

  4. Flor Fernández Díez

    Muy buenos consejos

  5. Muy interesante. Desde hace unos años hacia aquí podemos encontrar numerosos artículos para la decoración de la mesa. Antes era una tarea complicada intentar sorprender en cada evento, además que los precios no eran los de ahora.

  6. Pingback: 10 puntos para una fiesta de verano | G de Gastronomía

  7. Gloria Barros

    Genial Carmen!! A nosotros nos encanta recibir en casa . Daniel cocina y yo pongo una bonita mesa….me encanta combinar estilos e inventar centros de mesa “diferentes”. Aquí en Alemania se recibe mucho en casa, y los fines de semana ves a gente con el ramo de flores, botellas o dulces caseros…intuyes rápido que van invitados .
    En los bares no llevo lo de no poner un mantel “curiosu”, pero lo peor con diferencia son las servilletas!!!, he dejado de ir a sitios que ponen ruindades o ni eso!!
    Cada lugar requiere su “empacado “….espero de un buen restaurante manteleria de lino y cristalería fina ……y del Maragato en Busdongo papel y con las manos ?.

    • G de Gastronomía

      ¡Qué guay! Me encanta que uno cocine y el otro prepare. Yo lo suelo hacer todo y es más lío, así que tenéis el tándem perfecto. Estoy completamente de acuerdo contigo, cada lugar requiere un empaque distinto. Y, viva la informalidad bien entendida. ¡Un besazo guapa!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*