Cúrcuma. ¿Moda o alimento maravilloso?

Cúrcuma. ¿Moda o alimento maravilloso?

¡Hola gastrónomos!

¿Qué tal? ¿Cómo van estos días? Yo recuperándome de una bajada de defensas de las finas que me trajo de regalo la gripe y un herpes zóster. Por este mismo motivo he decidido poner en práctica un consejo que me llevan dando bastante tiempo: tomar cúrcuma a diario.

Supongo que conocerás la cúrcuma, esa especia anaranjada que, entre otras cosas, forma el curry. Por cierto, ¿sabías que el curry es una combinación de más de 5 especias según el lugar donde se elabore? Bueno, a lo que voy, la Curcuma longa se cultiva y se consume con asiduidad  en Asia. En cocina se utiliza la raíz que, generalmente, se seca para utilizarla como colorante, para dar sabor a los guisos y para muchas funciones terapéuticas de las que hablaré a continuación.

Su aspecto es como de larva gigante. Sí, no suena tentador, pero el otro día me encontré a una amiga en una tienda de alimentación y estaba seleccionando raíces de cúrcuma, me insistió tanto en lo maravillosas que son sus propiedades que acabe aceptando. Así que ese fue el empujón definitivo para ponerme en plan con el consumo de esta fea pero «milagrosa» raíz de la que todo el mundo habla.

curcumina, curcuma, propiedades, herpes zoster

Por dentro, sin embargo, tiene un color naranja precioso que, ¡OJO! tiñe un montón. Tenéis que tener un montón de cuidado con lo que entra en contacto o puede teñirlo de por vida. Paradójicamente, esta especia se usa para blanquear los dientes. Si descubro el porqué tiñe y a la vez blanquea prometo volver para contároslo.

Entre las múltiples propiedades que se le atribuyen he hecho esta «creatividad» para sintetizar algunas de las más importantes. Si queréis leer un estudio científico realizado en la Universidad Complutense de Madrid haz click aquí.

curcumina, curcuma, propiedades, herpes zoster

Cómo consumo la cúrcuma 

Como he decidido que quiero consumir cúrcuma a diario, me he propuesto tomar por la mañana y por la noche una infusión, además de añadirla como ingrediente en mis comidas.

Para la infusión necesitarás

  • 2 tazas de agua
  • 1 cucharada de cúrcuma fresca rallada (1/2 de la seca)
  • 1/2 cucharada de miel
  • 1/4 cucharada de pimienta negra

Hervimos el agua con la cúrcuma rallada con la pimienta negra. Filtramos y añadimos la miel. Si se desea también un chorrito de limón.

¿Por qué pimienta negra? Es importante que combines estas dos especias ya que la piperina, componente de la pimienta, ayuda a la absorción de la curcumina, facilitando las propiedades beneficiosas de la misma.

Otras formas de consumir curcumina

Otra forma de consumir curcumina son:

  • cápsulas
  • en polvo

En polvo puedes encontrar una solución que tiene añadida ya la pimienta negra. Esta aun no la he probado pero me tienta un montón cogerla. La venden en Amazon y es de la marca El Granero, que tiene un montón de productos de Ayurveda que me encantan.

Resultados

A día 26 de diciembre. Por el momento solo puedo decir que para el catarro me vino estupendamente y ayuda de forma bastante rápida al aparato respiratorio, a mi me quito rápido el picor de la garganta.

Del resto de beneficios poco os puedo decir de mi mejoría, ya que hace apenas 5 días que comencé a tomarla, pero prometo ir poniendo novedades y consejos de uso según vaya aprendiendo. También recetas con cúrcuma.

Tú, ¿consumes cúrcuma? ¿cómo lo haces?

¿sabes algún remedio para el dolor del herpes zóster?

G de Gastronomía

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*