Ciruelas umeboshi, un encurtido muy saludable

Ciruelas umeboshi, un encurtido muy saludable

¡Hola gastrónomos!

Hoy os quiero hablar de las ciruelas de umeboshi que descubrí gracias a Sonia Oceransky. Si bien ya conocía el vinagre de esta fruta, nunca las había comido de esta forma. Tras contarle que después de tener que tomar una cantidad importante de antibióticos durante el año pasado y rematar la navidad con un herpés Zóster, me sugirió darle un refuerzo a mi microbiota intestinal y ver si así recuperaba la energía y el ánimo, y me hablo del umeboshi. 

Se trata de un encurtido, o bien, se el ume (ciruela) que se seca, de hecho umeboshi significa ciruela seca. Tiene un sabor salado, ácido y amargo que sorprende mucho la primera vez que la pruebas pero que a mi me acabó gustando a los pocos días de comenzar a tomarla. No os voy a engañar, los ojos se te cierran y es como si tomaras un limón multiplicado por mil pero a mi se ve que me va la marcha porque me gusta.

Ciruela umeboshi ye bio
Ciruelas umeboshi 14,95€ en yebio.com

 

Historia

Tal y como explican en www.quironsalud.es, el fruto (Ume) se recolecta antes de que haya madurado, y se seca al sol varios días. Posteriormente se sala en barriles junto con hojas de “Shisho” y se les pone peso encima, y permanecen así como mínimo un par de años.

Aunque su origen no está muy claro, ya que algunos lo atribuyen a China y otros a Japón, la primera mención escrita se remonta a 1000 años atrás en el país nipón. También he leído que los samuráis consumían este alimento a diario junto a arroces y verduras y les ayudaba a evitar la fatiga, aumentar la resistencia y reponerse entre batalla y batalla.

Lo que he podido encontrar en internet es que muchos son los deportistas que siguen una dieta macrobiótica y que consumen este encurtido, ya se en formato de pasta y mezclado con kuzu, un espesante japonés elaborado con una raíz muy profunda. Otra de las recomendaciones que me hizo Sonia para mejorar mi microbiota.

Porqué umeboshi

Múltiples son los beneficios que se asocian al consumo de este alimento, yo personalmente lo tomo por recomendación de Sonia para controlar el exceso de ácido en el estómago tras ciertas comidas ya que su consumo ayuda a mantener un estado alcalino correcto.

Pasta umeboshi ye bio
Pasta umeboshi 7.99€ en Yebio.es

También se puede consumir previamente, tomando el equivalente a un garbanzo de la pasta de umeboshi. Yo esta pasta estoy probando a utilizarla en platos, hasta el momento me gusta poner un toque a las verduras, por ejemplo, al brócoli como si fuera una salsa.

Además, recolectando información e investigando un poco, he leído que su consumo habitual es bueno para:

  • reducir la fatiga
  • mejorar la salud intestinal estimulándola
  • bajar los niveles de azúcar en sangre
  • evitar intoxicaciones alimentarias
  • aumentar el nivel de hierro
  • ….

Estoy buscando estudios científicos en español sobre esta fruta pero no he conseguido aun ninguno, si sabéis de alguno os lo agradecería infinito. Lo que si puedo decir es que desde que he comenzado a tomarla a diario me he encuentro mucho mejor y ha mejorado mi salud intestinal. Lo más reseñable es que desde el primer día que lo tome porque tenía acidez tras una comida de trabajo muy copiosa, me alivió un montón.  A mi “recuperación 360º” le he sumado hacer deporte mínimo 4 días a la semana, anotar todo lo que como (de esto os haré un post o vídeo), reforzar tomando probióticos (tomo los microflora ultra de Hausmann) y consumir menos carne. Todo esto me ha llevado a perder 7 kg desde septiembre y a sentirme mucho menos hinchada, así que de maravilla.

¿Queréis que os cuente el proceso?

¡Nos leemos pronto gastrónomos!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*