AMSTEL 00 Y LOS BAILES DE LA INDIA

AMSTEL 00 Y LOS BAILES DE LA INDIA

 

Hace unos días, gastrónomos, me pasó algo curioso. Me llegó un correo invitándome a una clase de bollywood que patrocinaba Amstel 0,0 (léase amstelcerocero, la nueva cerveza sin alcohol de Amstel). Desde que Carmen confía en mi para acudir a restaurantes y temas gastronómicos serios, recibo más y más convocatorias, así que no lo pensé dos veces y acepté.

Asumí que aquello de bollywood se refería al cine que se produce en India, y que los organizadores sabían de mi amor por el séptimo arte que ustedes también conocen. Pero al llegar allí, la clase era un curso acelerado de danza, pues bollywood también define al baile efectuado en las coreografías del cine indio. Amstel quería, con esta acción, demostrar lo bien que se lo puede pasar uno con una cerveza sin alcohol. Qué pillos.



 

Ahí estaba yo, con mis pantalones bombachos y mi camiseta de algodón, desprovisto de mi favorecedora camisa y sin zapatos, en calcetines en una sala rodeada de espejos. Sin embargo, no me acobardé lo más mínimo. Dancé cual grácil ave, interpretando movimientos con partes de mi cuerpo que desconocía poseer o que llevaba años sin activar.

 

Nadie resulta atractivo con pantalones anchos y camisetas de colores chillones, pero mantuve el buen nombre de G de Gastronomía muy alto. Los profesores de Escuela Plaza 82 eran de lo más amables, y aunque el ritmo era frenético, conseguí clavar varios movimientos. Bueno, “clavar”. Más o menos.

Sobre Amstel, no sé si esto es lo que debería decir, pero allá va. La 0,0 de Amstel me gustó mucho y fue una sorpresa. Lo fue porque no soy un fan de Amstel ni de las cervezas sin alcohol. Pero aquí han sabido aprovechar todo el sabor de la malta, el cereal que se emplea en la fabricación de la cerveza, y han hecho que sea el auténtico protagonista.

 

Mi nueva cerveza preferida puede que sea una cerveza sin alcohol y no me están sobornando ni amenazando para decir esto. Pruébenla gastrónomos, y ya me dirán. En palabras del mejor indio que conozco, Apu Nahasapeemapetilon

“Todos tenemos sueños, como mi antiguo sueño de venir a America y tener una familia,¡o mi nuevo sueño de abandonar a mi familia y fugarme a Canadá!”

 

¡Nos leemos gastrónomos!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*