Female hand and shopping trolleys

10 ingredientes que evito

¡Hola gastrónomos!

Hoy vengo con un tema que más o menos había tocado ya en alguna entrada anterior pero que hoy quiero juntar en un mismo texto.

Cada día veo a más gente preocupada por su alimentación que se siente perdida a la hora de hacer la compra. En Instagram los perfiles de comida saludable crecen como la espuma y, cada día más, la industria se beneficia de estas tendencias. Si hace un tiempo nos hacían creer que llevar una dieta libre de gluten aun sin tener la enfermedad celiaca era «sano sanísimo», hoy estamos en el momento «libre de azúcares», que conlleva una sustitución por ciertos ingredientes que hacen parecer buena hasta el peor de los azúcares refinados.

Hoy quiero compartir con vosotros aquellos ingredientes que, personalmente, evito a toda costa. También he de decir que, gracias a Dios, me crié con mi padre, un adelantado a la generación Carlos Rios, que siempre nos hizo primar aquellos productos que no tuvieran en su composición lo estrictamente necesario. ¡Prioriza productos que no lleven etiqueta, como frutas y verduras, y será mucho más fácil!

Los «E» omnipresentes

Vamos a empezar por los «E», esos personajillos que se cuelan en la mayor parte de los lineales de los supermercados y que parecen imposibles de entender. Para que no te vuelvan loco, aquí va un breve resumen:

  • E 100- E 199  Se trata de aditivos colorantes.
  • E 200- E 299 Son conservantes que evitan el crecimiento de microorganismos para aumentar su caducidad.
  • E 300- E 399 Estamos ante los antioxidantes, cuya función principal es evitar que las grasas se arrancien y también mantener el producto.
  • E 400- E 499 Emulgentes, estabilizadores y espesantes formar parte de esos «E». Se utilizan para dar consistencia, para estabilizar o para «mezclar» o «emulsionar».
  • E 500- E 599 Son reguladores de acidez o antigrumos. Para permitir que los productos se conserven por más tiempo y que las harinas se apelmacen.
  • E 600- E 699 Generalmente saborizantes. El famoso E601 o «glutamato monosódico» es uno de los más polémicos. Se utiliza en la comida oriental mayoritariamente.
  • E 900- E999 Aquí se encuentran varias sustancias como edulcorantes sin valor nutritivo que aportan dulzor a los productos.

Diferentes estudios han demostrado que el consumo de algunos aditivos está relacionado con diversas enfermedades y patologías. Cierto es que no todos son dañinos. Hay dos webs en las que se pueden consultar todos y que yo uso con frecuencia:

  • e-aditivos.com
  • aditivos-alimentarios.com

Dicho lo cual, ya podemos pasar a los 10 ingredientes que, bajo ningún concepto, se cuelan en mi cesta de la compra. ¡Allá vamos!

  • Glutamato monosódico. Un gran castigado en los últimos tiempos y que se encuentra en muchísimos productos. Lo encontraremos en aliños preparados o comida asiática elaborada pero también en la sopa de sobre, en muchas galletas, en refrescos… Está muy relacionado con la obesidad. Aquí os dejo un artículo por si os interesa saber más.

Y esto es todo amigos. ¿Sabíais esto? ¿Qué ingredientes evitáis a toda costa?

¡Nos leemos pronto gastrónomos!

G de Gastronomía

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*