Huertos Urbanos: Salvia

Huertos Urbanos: Salvia

Continuamos nuestra serie sobre cultivo de hierbas aromáticas con otro miembro de la familia Lamiacea como es la Salvia (Salvia Officinalis). Esta planta tiene un cierto amargor y picante y se utiliza para condimentar pasta y también por sus cualidades medicinales –entre otras cuestiones, es diurética, astringente y se utiliza como anestésico local para la piel-. No es muy habitual en nuestros huertos urbanos de pisos o chalets, pero sí en los que realizamos en restaurantes donde su uso como condimento está más extendido.

La salvia se utilizó desde la Antigüedad en Europa, Galeno recomendaba su uso medicinal y los romanos la llamaron la hierba sacra. En esos tiempos se recomendaba como amuleto frente el Mal y, por ello, era un remedio contra las mordeduras de serpiente y favorecía la fertilidad de las mujeres. Hoy en día, los estudios científicos demuestran que, en infusión, ayuda a controlar las alteraciones menstruales, la diabetes y que tiene cualidades antisépticas y diuréticas.

Como siempre os aconsejamos que leáis con detenimiento este post y, ante cualquier duda o la necesidad de consejo profesional, os pongáis en contacto con EcoAsturias.

Vamos al lío!!

Siembra

El mejor momento para comenzar vuestro cultivo de salvia es a finales de primavera, tanto si utilizáis semillas -metedlas en un hueco no muy profundo en la tierra y en 15 a 25 día ya tendréis la plantita- como si preferís esquejes – plantadlas en filas separadas unos 60 centímetros entre planta y planta-.

La salvia en España tenéis que buscarla en los terrenos menos fértiles, y generalmente rocosos, del Mediterráneo, aún así no os confiéis. Si queréis buenos resultados la tierra tendría que estar abonada con potasio, nitrógeno y fósforo por lo que va a necesitar estiércol o, como decimos en Asturias, cucho, es decir, la caca de la vaca 😉 También tenéis que recordar su origen para preparar un buen drenaje al tiesto o jardinera donde la plantéis, la salvia os va a exigir que el terreno esté húmedo, pero no tolera que esté encharcado.

salvia02

TRUCO: Las semillas de la salvia suelen fallar bastante, por lo que os recomendamos que utilicéis bastante cantidad para conseguir suficientes plantas. En EcoAsturias plantamos las semillas y las cubrimos con un film transparente, así conseguimos mantener una buena temperatura y evitar que la tierra se seque demasiado rápido. Una vez al día, retiramos el film para comprobar el grado de humedad de la tierra y para sacar el agua de condensación que se ha generado. Cuando las semillas han germinado ya quitamos el film y vamos aumentando las horas de luz, nunca directa, en función del crecimiento de la planta. Cuando están listas, escogemos las más vigorosas para transplantar, cuidando de llevarnos la tierra alrededor de la planta para no estropearla.

Cuidados

Como buena planta mediterránea, a la salvia le gusta el sol, pero no de forma directa. Si la ponéis en casa buscad una ventana por donde entre mucha luz y colocad la planta en un segundo plano. Si tenéis una terraza o un patio buscan un sitio con media sombra para que la salvia se desarrolle adecuadamente.

En cuanto al riego no debéis abusar, debéis regar de forma frecuente, pero muy ligera. Simplemente tocad la tierra y si está seca, regadla hasta que esté húmeda, esperad hasta que el terreno vuelva a estar seco antes de volver a regar y recordad repetir esta comprobación dos o tres veces a la semana.

La planta florece en primavera y al finalizar este proceso es conveniente que la podéis para estimular el crecimiento. Generalmente tras cuatro o cinco años la salvia empieza a decaer, siendo entonces el momento para que la reemplacéis.
Resultado

En cuanto a su recolección, recoged las hojas entre mayo y julio, siempre antes de la floración y, a ser posible, en las primeras horas de la mañana. Podéis utilizarlas frescas -como condimento-, secas para infusiones -dejadlas secar boca abajo en ramilletes a la sombra envueltas en bolas de papel o tela- o congeladlas para un uso futuro.

Esta planta no es habitual en nuestras actividades sobre alimentación saludable, pero sí solemos explicar su principal uso doméstico en España: el insecticida. Sólo con que mojéis las hojas de la salvia conseguiréis espantar a los insectos de vuestro hogar.

Al cultivo!!!!

salvia01

Ficha Técnica
Nombre común o vulgar: Salvia
Nombre científico o latino: Salvia officinalis 

- Familia: Lamiacea

Origen: Hay tres regiones de origen diferenciadas: Sudamérica, Asia Central y el Mediterráneo y Asia Oriental, la Salvia Officinalis tiene su origen en el Mediterráneo
- Planta perenne de hasta 65 centímetros de altura con tallos firmes, hojas ovales y flores violáceas en racimos – En España predomina la variedad lavandulifolia.

salvia03

¿Os animáis a empezar con vuestro propio huerto urbano?

Ecoasturias Huertos Urbanos

Un comentario

  1. Pingback: El cultivo de la salvia en huertos urbanos | Eco Asturias

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*