Mis cinco cenas de cine favoritas

Mis cinco cenas de cine favoritas

Escribiendo los artículos sobre cine y gastronomía que he preparado para esta web, he confirmado una y otra vez que la relación del primero con la segunda es más fuerte cuando es menos evidente. Rechazo enérgicamente las listas en las que aparecen tan solo Tomates verdes fritos, Chocolat y La gran comilona. El cine y la gastronomía se juntan de forma mucho más eficiente cuando un personaje se define a través de su alcoholismo, cuando otro canta por que tiene hambre o si el héroe da un mordisco a una hamburguesa.

Probablemente no haya recurso más utilizado pero que pase más desapercibido en el cine que sentar a todos los personajes de una película a la mesa. En una comida, en el desayuno o en la cena, juntar en el mismo espacio a todos ellos muestra cómo cada uno reacciona de diferente forma a los mismos acontecimientos, detallando conductas, favoreciendo desarrollos.

Y si tengo que elegir, estas son mis cinco cenas de cine favoritas, en ningún orden en particular. Pido perdón de antemano, prácticamente nada está en la red en versión doblada, así que tiraremos de versión original en lo que a vídeos se refiere.

1. Whiplash

Andrew Neyman (Miles Teller) es un músico de gran talento, pero con pocas habilidades sociales. Soltar a alguien como él en la típica reunión familiar significa crear una situación llena de tensión. Si añadimos que el chaval es lo suficientemente listo y se cree mejor que el resto, tenemos una sucesión de enormes e hilarantes frases lanzadas desde lo más profundo del estómago de Andrew. Es como ver un partido de tenis entre Nadal y Federer, pero con palabras en vez de pelotas.

“Prefiero morir alcohólico y arruinado a los 34 y que hablen de mí en una cena que vivir rico y sobrio a los 90 y que nadie recuerde quien fui.”

2. Shrek 2

De nuevo, cena familiar. Típico momento de presentación del novio a tus padres. El único problema: tu novio es un ogro y no el príncipe encantador que ellos esperaban. Confusión con los modales, silencios incómodos, acusaciones acompañadas de exquisito tratamiento sonoro y visual. Esta escena es uno de los pilares de la gran secuela que es Shrek 2.

3. Alien

En al nave espacial Nostromo, tras una crisis a bordo en la que uno de los tripulantes es atacado por un extraterrestre, todo vuelve a la normalidad. La tripulación aprovecha para cenar antes de irse a dormir. Es en ese momento cuando el Alien hace su aparición desde el estómago de Kane (John Hurt). Una escena legendaria, mil veces parodiada y emulada. La cena más mítica de la ciencia ficción.

4. Django

Cuando Django (Jamie Foxx) y el doctor Schultz (Christoph Waltz) llegan a Candyland para engañar a Calvin J. Candie (Leonardo Di Caprio) y conseguir rescatar a Broomhilda (Kerry Washington) se sientan a cenar para negociar la falsa compra de un luchador negro. El contexto no puede ser más propicio: igual que todos los platos están correctamente colocados, todos los planos ubican de manera precisa miradas, diálogos y movimientos. Una de las muchas escenas memorables de este peliculón de Tarantino.

GIF-DJANGO

5. Celebración

Esta cinta danesa, del director Thomas Vinterberg, es una de las películas más impactantes que he visto nunca. De estilo dogma, con su reconocible cámara al hombro y práctica ausencia de planificación, tiene un guión poderosísimo que crece en asombro minuto tras minuto. Todo se desarrolla durante una fiesta en honor del patriarca de una gran familia adinerada. Durante la cena, el hijo mayor desvelará algo insospechado.

FOTO-CELEBRACIÓN

No les cuento más, ahora espero que en los comentarios me digan si han visto estas películas, si recordaban estas escenas, si pondrían otras en la lista… ¡Nos leemos gastrónomos!

Semejante Ramera

 

By Santi Alverú

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*